Los SI y NO de los tratamientos faciales sin cirugía

¿Te gustaría realizarte tratamientos faciales? ¿Quieres conocer más acerca de los tratamientos faciales? ¿Quieres estar bella pero sin someterte a cirugías? Hoy en este artículo, te contaremos todo lo que debes saber sobre los tratamientos faciales sin cirugía.

El tratamiento facial es la forma más popular de mejorar y revitalizar la piel sin someterte a la cirugía. Tienen como función hacer que te sientas más joven, segura, revitalizada y radiante. Diariamente tu piel está expuesta a factores contaminantes y los rayos solares, que afectan negativamente la piel, y con el paso del tiempo se empiezan a notar estos daños. Además, con el ritmo de vida actual puede ser difícil cuidar tu piel como se debe. De allí la importancia de realizarse un buen tratamiento facial.

Los faciales ofrecen una variedad de tratamientos de belleza, que están diseñados para aportarle a tu rostro el aspecto terso y saludable. De esta forma, equilibrando la piel, dejándola suave y fresca, para una sensación de relajación y frescura.

Pues bien, cuando nos vamos a realizar un tratamiento facial es importante conocer las ventajas y contraindicaciones que estos ofrecen. Por eso, te contaremos Los SI y NO de los tratamientos faciales sin cirugía, para que no tengas ninguna duda acerca de este tema.

Sabemos que siempre quieres saber las buenas noticias primero, entonces empecemos con los Si de los tratamientos faciales sin cirugía:

  • No necesitan intervención quirúrgica. Por lo tanto, no necesitaras perder días en tu trabajo. Podrás continuar con tu ritmo de vida habitual.
  • Se lo pueden realizar tanto mujeres como hombre. Para estos tratamientos el sexo no es un problema.
  • Aclarar y eliminar cicatrices y manchas, causadas por acné u otro factores.
  • Elimina la piel muerta y otras impurezas a profundidad: puedes ver tu piel limpia por fuera cuando te la lavas, pero los limpiadores normales no quitan las impurezas que encuentra en lo profundo de la piel. Existen tratamientos faciales, que emplean limpiadores especializados para retirar todo lo que puede dañarte tu piel.
  • Retrasa y detiene el envejecimiento: los productos y cremas faciales tienen agentes que están diseñados para aumentar la producción de colágeno en tu piel, darle luminosidad a la piel y aligerar las arrugas.
  • Equilibra el Ph: si el Ph está equilibrado los problemas de la piel, como enrojecimiento, exceso de grasa, resequedad, empiezan a desaparecer.
  • Permite que la piel se oxigene: Para que la piel se regenere durante la noche, es necesario que respire pero si los poros están obstruido no será posible. Cuando es liberada, el proceso de regeneración comienza, y la piel se repara.

Aunque son mínimos los No de lo tratamientos faciales sin cirugía, es momento que tu los conozcas:

  • Piel irritada y enrojecida: es uno de los más comunes, pero desaparecen en pocas horas después del tratamiento.
  • Mal procedimiento por parte de un profesional: exponiendo de forma irregular las zonas de la piel en la que se haya trabajado.
  • Sensibilidad en la piel: después de un tratamiento facial no puedes exponerte al sol, durante una semana y debes usar protector solar.
  • Tu piel esta más propensa a adquirir infecciones.